viernes, 7 de diciembre de 2018

Caminante se hace camino al andar

  1. Te abrazaré y te tocaré
    Y te hago mi mujer
    Y te doy mi amor con dulce entrega
    Esta noche nuestros corazones latirán como uno
    Y te abrazaré, te tocaré
    Y te hago mi mujer esta noche
    Hay algo en tus ojos que veo
    Una honestidad pura y simple
    Tenme en tus brazos esta noche
    Llena mi vida de placer
    No desperdiciemos este precioso tiempo
    Este momento es nuestro para atesorar
    Tenme en tus brazos esta noche
    Lo haremos durar para siempre
    Cuando aparece el sol de la mañana
    Encontraremos nuestro camino juntos
    Te creo cuando dices que me amas. Sé que no te daré por sentado
    Esta noche la magia ha comenzado
    Entonces, ¿no me abrazas, me tocas y me haces tu mujer esta noche?
    Hay algo en tus ojos que veo
    No voy a traicionar tu confianza en mí Abrázame en tus brazos esta noche
    Llena mi vida de placer
    No desperdiciemos este precioso tiempo
    Este momento es nuestro para atesorar
    Tenme en tus brazos esta noche
    Lo haremos durar para siempre
    Cuando aparece el sol de la mañana
    Encontraremos nuestro camino juntos
    Te abrazaré y te tocaré
    Abrázame, tócame bebé
    Hazte mi mujer
    Hazme tu mujer
    Esta noche
    Tenme en tus brazos esta noche
    Llena mi vida de placer
    Hay algo en tus ojos que veo
    No desperdiciemos este precioso tiempo
    Este momento es nuestro para atesorar
    Tenme en tus brazos esta noche
    Lo haremos durar para siempre
    Algo en tus ojos veo
    Cuando aparece el sol de la mañana
    Encontraremos nuestro camino juntos
    Tenme en tus brazos esta noche
    Llena mi vida de placer
    Hay algo en tus ojos que veo
    No desperdiciemos este precioso tiempo
    Este momento es nuestro para atesorar
    Tenme en tus brazos esta noche
    Lo haremos durar para siempre
    Algo en tus ojos veo
    Cuando aparece el sol de la mañana
    Encontraremos nuestro camino juntos
Ella vive sólo para él 
Él callando finge una y otra vez 
Que puede contar si no vino a cenar 
y la almohada se llenó de lagrimas 

El amor que me das es una aventura 
Una puerta con mil cerraduras 
El amor que me das es una locura 
Sin prisa, sin partitura 

Ella sabe que nada cambiará y con cada beso se destruye un poco más 
prefiere olvidar y se deja engañar con promesas que al final le dolerán 

Aquella noche entro sin avisar todo estaba en silencio 
No la oyó hablar sólo una nota "no hay solución" no me gusta tu canción 
http://www.coveralia.com/letras/locura-sin-partitura-platon.php

El amor que me das es una aventura 
Una puerta con mil cerraduras 
El amor que me das es una locura 
Sin prisa, sin partitura 

(Nada de lo que me das tiene sentido ya) 
El amor que me das, es una aventura 
Una puerta con mil cerraduras 
El amor que me das, es una locura 
Sin prisa, sin partitura 

El amor que me das es una aventura 
Una puerta con mil cerraduras 
El amor que me das, es una locura 
Sin prisa, sin partiturA



  1. do en tus ojos veo un paraíso,este muMiranndo que encontré 
    es demasiado bueno para ser verdad.
    Aquí parado a tu lado, 
    quisiera tanto darte
    el amor que siento por ti en mi corazón.
    Déjales que digan que estamos locos, 
    no me preocupo por eso.
    Dame la mano cariño,
    ni siquiera mires atrás.
    Deja que el mundo a nuestro alrededor se despedace,
    cariño, podemos hacerlo si estamos juntos.
    Y podemos construir este sueño juntos,
    aguantando con fuerza para siempre.
    Ahora nada nos va a detener.
    Y si este mundo se quedara sin amantes, 
    todavía nos tendríamos el uno al otro.
    Nada nos va a detener,
    ahora nada nos va a detener.
    Estoy tan contento de haberte encontrado, 
    no voy a perderte.
    Cueste lo que cueste, estaré aquí contigo.
    Cógelo en los buenos tiempos, míralo en los malos.
    Cueste lo que cueste, es lo que voy a hacer.
    Déjales que digan que estamos locos, 
    qué saben ellos.
    Abrazame cariño, no lo dejes pasar.
    Deja que el mundo a nuestro alrededor se despedace,
    cariño, podemos hacerlo si estamos juntos.
    Y podemos construir este sueño juntos,
    aguantando con fuerza para siempre.
    Ahora nada nos va a detener.
    Y si este mundo se quedara sin amantes, 
    todavía nos tendríamos el uno al otro.
    Nada nos va a detener, nada nos va a detener.
    Oh, todo lo que necesito eres tú,
    todo lo que alguna vez necesite.
    Y todo lo que quiero hacer,
    es tenerte, siempre, para siempre jamás.
    Y podemos construir este sueño juntos,
    aguantando con fuerza para siempre.
    Ahora nada nos va a detener.
    Y si este mundo se quedara sin amantes, 
    todavía nos tendríamos el uno al otro.

    Nada nos va a detener, nada nos va a detener.
    Nada nos 
  2. va a detener, ahora nada nos va a detener.

  3. Él era un muchacho que cargaba en su alma una mochila de cosas para dar, cada día salía al mundo a vivir su día a día, esperaba en una esquina a que algo pasase en su vida. Él se sentía solo, llenaba su existencia con cosas pero su vacío seguía sin llenarse.
    Una tarde pasó frente a él un ángel vestido de mujer y observó en sus ojos lo que varios días veía al pasar, le miró a los ojos, le saludó buscando la respuesta a esa incertidumbre. Ella parecía dura, fuerte con mucho carácter y le sonrió, sin saber que no era así que ella era su ángel.
    Cuando cruzaron sus primeras palabras, él le hizo reír, ¡ella se sintió tan bien! Y quiso saber qué era reír tanto. Él le miraba y le transmitía algo que ella no podía rechazar. Ella quiso conocer todos los sentimientos, quería sentir amor, quería saber qué se sentía al ser mimada, que la protejan, ella quería sentir todo eso. Pero no sabía cómo actuar ante tantos sentimientos que él cargaba en su mochila.
    Y empezaron a disfrutar de cada palabra, de cada risa, ella reía sin parar a su lado y cuando no estaba, reía al recordar los motivos de esas risas hasta reír sola. La gente al pasar los veía juntos y reían al verlos reír así. Compartían sus días de cosas nuevas y se fueron uniendo cada vez más.
    Él no se había sentido jamás así, conoció sentimientos nuevos y llenaba sus días, ese vacío ya no estaba en él. Hasta que no pudieron escapar del sentimiento del amor, se enamoraron sin darse cuenta, sin querer y sin saber hacia dónde iban. Pero se unieron tanto que ella podía sentir cada cosa de él, ya era parte de él y él de ella. Su parte fuerte en apariencias fue desapareciendo y ella se hizo vulnerable al dolor humano. Dejó de ser celestial para ir convirtiéndose en carnal pero no sabía que se hacía más débil. Y lo amó más que a ella misma.
    Un día el cielo le dijo que si lo seguía amando así se volvería solo humana y ya nada volvería atrás, le mostró lo que pasaría si ella aceptaba eso, y ella lo eligió sobre ella, sobre todo. Otra vez miró al cielo y se preguntó para sí ¿por qué decidía eso, por qué no podía retroceder? Y se respondió que ella era él, él se hizo en ella su gran parte, más que su corazón.
    Y pensó y conoció el miedo, y se asustó y quiso escapar, pero ya era tarde. Él era su piel, su pulmón, sus latidos. Él vivía en ella. Cuando se dio cuenta y quiso escapar, no se dio cuenta de que le lastimaba pero ella sentía ese dolor y decidió desistir de intentarlo y decidió acariciarle a cada instante aunque no le tocase.
    Él la necesitaba a cada segundo, en cada cosa de su día a día y se asustó de no poder respirar sin ella, de saber que si ella no estaba su vacío volvía a aparecer. También por miedo, quiso huir y trató de lastimarla sin darse cuenta de que él también se lastimaba. Ellos eran uno. Hasta en la distancia y cerca aún más.
    Ella dejó sus alas por un corazón y nada volvió a ser lo que era.
    Ella no tiene tierra ni lugar pero tiene el corazón de ese muchacho de ojos tristes y ella le dejó sus alas y el corazón que adquirió con él, el corazón que él formó. Ella espera cada día juntarlos para darle en la tierra sus minutos, lo que queda de ella. Ella lo abraza en su piel, lo acaricia donde esté. Lo ama más allá de la vida, más allá del amor.
  4. Bella noche, iluminada
    por luna y estrellas
    ¿qué deparas hoy para mi
    en mis profundos sueños?

    ¿Estará él una vez más en ellos,
    acariciando mi cara,
    abrazándome, besándome ó
    hablándome al oído?

    Luna mágica y brillante
    con tu luz guíalo hacia mi,
    hazle saber ¡cuánto lo amo!
    y que será siempre mi Eterno Amor…

    Estrellas parpadeantes, que en
    cada guiño que me dan
    veo sus expresivos y
    grandes ojos llenos de vida…

    Parte de mi alma ya le
    pertenece, él está en mí,
    en mis sueños… Permíteme
    Bella Noche, seguir durmiendO








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Botones de redes sociales

Autores Del Blog La vida

Autores Del Blog La vida

Amor Amor

Premio concedido por el blog Presentientos

Premio concedido por el blog Presentientos
Maria Del Socorro Duarte

Vanesa Martin Full Show Buenos Aires 2017

Uned

Forma 1